Quiénes Somos

Carta del presidente


Los últimos, fueron dos años de gestión con mucho trabajo, por lo que antes que nada quiero agradecer a la comisión Directiva y a cada uno de los socios que dedicaron tiempo y esfuerzo en seguir defendiendo y protegiendo nuestra actividad.
Sin duda, este periodo fue marcado por la Ley del Actor. Una ley que requirió consenso interno y una intensa negociación para arribar finalmente a su aplicación. Sobre todo, nos llevó a trabajar mancomunadamente y por primera vez con las demás cámaras empresarias, de actividades e intereses muy diferentes de los nuestros y, aunque no fue tarea sencilla, supimos acordar y respetarnos a lo largo de muchas horas de trabajo.
También en este tiempo crecimos considerablemente en el desarrollo de alianzas estratégicas con un conjunto de instituciones tales como Argentores, SAGAI, Asociación Argentina de Actores, Bienal de Arte Joven, ARTEI, Centro Cultural Paco Urondo, Facultad de Filosofía y Letras (UBA), Ministerio de Cultura de Ciudad y Nación, entre otras, para llevar adelante proyectos que fortalecen lazos, brindan beneficios a nuestros diversos públicos y, sin duda, suman valor a la gestión cultural pública.
Quiero destacar los siguientes proyectos: el concurso CONTAR (que ya cuenta con dos estrenos), la creación de la Diplomatura en Dramaturgia en UBA (que va por su segundo año), el premio ARTEI (originalmente creado por Carlos Rottemberg y continuado institucionalmente por AADET) y el nuevo acuerdo celebrado con la Bienal de Arte Joven para acompañar la producción de dos espectáculos de teatro musical en lugar de uno.
Seguimos avanzando con gestiones impositivas a nivel nacional, provincial y local, poniendo como ejemplos exitosos las exenciones alcanzadas en Rosario y Tucumán logradas gracias a la gestión conjunta con los socios locales. Mejoramos el sistema estadístico procesando mayor información que reciben mensualmente los socios sobre la actividad en todo el país.
Además, realizamos el primer estudio de diagnóstico de consumo del teatro, en su primera etapa en CABA y con proyección a ampliarlo y complementarlo con mayores alcances y sumamos otros recursos orientados a los socios como los interesantes encuentros de capacitación en las reuniones que mantuvimos con socios del interior en la que compartimos charlas y discusiones enriquecedoras. Quedan desafíos pendientes y AADET en poco tiempo cumplirá 100 años, lo que nos genera a todos los que formamos parte, una responsabilidad mayor si cabe, que la que asumimos cada día. Pero entendiendo que AADET es cada socio, los convoco a seguir trabajando para seguir sumando logros rumbo a los festejos del centenario de nuestra entidad.



Sebastian Blutrach
Presidente AADET